Nutrición

Efecto de la fibra sobre la absorción de calorías


Los alimentos ricos en fibra pueden ayudar a reducir la ingesta de calorías y disminuir la absorción de nutrientes.

Brand X Pictures / Brand X Pictures / Getty Images

La absorción ocurre después de la digestión, un proceso que implica la descomposición de partículas de alimentos grandes en partículas de nutrientes más pequeñas que su cuerpo puede usar para su metabolismo general. Solo tres grupos de nutrientes pueden proporcionar a su cuerpo energía o calorías: carbohidratos, proteínas y grasas. La fibra es un carbohidrato que se deriva de las plantas y promueve la salud digestiva. Sin embargo, se diferencia de otros carbohidratos en que los humanos no tienen la maquinaria enzimática para digerirlo.

Conceptos básicos de absorción

La digestión comienza en la boca, con enzimas salivales que descomponen los alimentos mientras mastica. El material alimenticio luego pasa a su estómago e intestinos, donde se produce la absorción de nutrientes. Pequeñas proyecciones similares a pelos llamados vellosidades recubren las paredes internas del intestino delgado. Cada vellosidad a su vez está cubierta con proyecciones más pequeñas llamadas microvellosidades. A medida que los alimentos digeridos pasan por el intestino, las vellosidades y las microvellosidades proporcionan una gran superficie para la absorción de nutrientes. Esta absorción requiere células específicas para facilitar el transporte de nutrientes desde el intestino delgado al torrente sanguíneo. Una vez en el torrente sanguíneo, los nutrientes pueden ser transportados a diferentes partes de su cuerpo para su almacenamiento, uso o procesamiento posterior.

Conceptos básicos de fibra

Hay dos tipos de fibra dietética: soluble en agua e insoluble. Como su nombre lo indica, la fibra soluble en agua puede disolverse en agua, mientras que la fibra insoluble no puede. En el intestino, la fibra soluble absorbe agua y forma una sustancia gelatinosa que ralentiza el paso de los alimentos. Como resultado, la absorción de nutrientes se ralentiza, lo que reduce los niveles de glucosa y colesterol en la sangre. La fibra insoluble funciona principalmente como una escoba. Suaviza y agrega volumen a las heces para mantener la regularidad intestinal. Las frutas y el salvado de avena contienen fibra soluble, mientras que la fibra insoluble abunda en granos enteros, nueces y salvado de trigo. Los frijoles y muchos vegetales son ricos en ambos tipos de fibra.

Absorción de fibra y calorías

Dado que la fibra no es digerible, permanece relativamente sin cambios a medida que transita por el intestino y deja el cuerpo en heces. La naturaleza indigesta de la fibra significa que su cuerpo no puede usarla para obtener energía para sus actividades metabólicas. Los alimentos ricos en fibra no solo necesitan ser masticados durante mucho tiempo, sino que también le dan una sensación de saciedad y proporcionan menos calorías que los alimentos pobres en fibra. Sentirse lleno reduce la ingesta de calorías, mientras que un contenido de calorías más bajo reduce la cantidad de calorías disponibles para la absorción en el intestino. Por lo tanto, las dietas ricas en fibra podrían desempeñar un papel en la pérdida de peso, según la Extensión de la Universidad del Estado de Colorado.

Consideraciones

Si bien la fibra dietética reduce la absorción de calorías, varios trastornos de absorción pueden hacer lo mismo. Los trastornos de absorción son simplemente condiciones que disminuyen la capacidad de su cuerpo para absorber los nutrientes de los alimentos que come. Un ejemplo es la intolerancia a la lactosa, que afecta a casi el 25 por ciento de la población estadounidense, según diet.com. Otro ejemplo, la enfermedad celíaca, implica intolerancia al gluten, una proteína presente en la cebada, el trigo y el centeno.